CONTRAVENTANAS MALLORQUINAS, LA ÚLTIMA TENDENCIA.

CONTRAVENTANAS MALLORQUINAS, LA ÚLTIMA TENDENCIA.

Una contraventana es una pequeña puerta exterior incorporada a la ventana mediante bisagras que tiene funciones parecidas a la persiana: impide el paso de la luz o el calor además de proteger la ventana.

Los materiales más comunes de fabricación de las contraventanas son los siguientes:

Por su estructura, las contraventanas pueden ser:

  • Opacas
  • De lamas fijas
  • De lamas móviles, que se activan por un mecanismo que las inclina en dos posibles sentidos
  • También pueden ser de una sola hoja o de varias hojas plegables

Ventajas:

– La contraventana hará de primer escudo protector contra las inclemencias del tiempo y del posible ambiente ruidoso. Además protegerá una posible carpintería interior de madera, de cara a barnices o pinturas de acabado.
– Un freno del viento, haciendo imposible la entrada del aire por el hueco superior por donde se recoge la persiana al cajón o capialzado, y de este al interior de la vivienda, por el hueco de salida de la cinta de la persiana u otros desajustes del mismo cajón.
– La colocación de cristal doble es fundamental para evitar condensaciones en el aluminio.

Las contraventanas nos aportan grandes ventajas y beneficios en un hogar. Gracias a ellas disminuimos la contaminación acústica dentro del hogar, evitamos en mayor medida posibles robos, y conservan mejor la temperatura interior.

VENTANA MALLORQUINA

CONTRAVENTANA MALLORQUINA

 

 

Hay multitud de modelos de contraventanas, pero la última tendencia la están marcando las contraventanas mallorquinas de aluminio.

Antiguamente las mallorquinas solo eran de madera, e igualmente daban un gran resultado pero ahora se fabrican en aluminio imitando cualquier textura que queramos como por ejemplo la madera.

La gran diferencia de los últimos modelos es que a éstas las podemos regular la luz por completo desde no dejar que pase ningún ápice de luz solar o que pase por completo. Y otra ventaja importante es su mantenimiento. Las contraventanas de madera al estar expuestas siempre al exterior sufren cambios bruscos de temperatura, lluvia, granizo, heladas, sol directo en algunas ocasiones etc, lo que provoca que la pintura y la madera se vayan deteriorando. Las nuevas contraventanas, al estar fabricadas de aluminio nos evitan cualquier mantenimiento posible. Lo único que tenemos que hacer es limpiarlas para quitarlas el polvo y la polución.